A ONOR DEL FALSO

a onor de lo falso

El gusto por el kitsch exquisito lleva a la exportación de bisutería y complementos estadounidenses de los años 50 y 60. Lo insólito  del hecho es que suceda en Florencia, aunque bien mirado ningún otro lugar mejor para comprender los principios del diseño ostentoso y accesible, tanto si se pone este tipo de objetos en paralelo con la estética histórica de la ciudad, como con la producción de objetos semindustriales, pero de un diseño y ejecución impecables, que desde aquí se exportaron contemporáneamente.

Orologario de vía del Corso

El Orologario de vía del Corso es un lugar mágico para sumergirse en el mundo de lo llamativamente falso y ostentoso, admirando tocados, gafas y broches de tamaño y brillos desmesurados, que festejan su plasticidad (material y formal) con una alegría contagiosa.

6 5 4 3 1 Orologario de vía del Corso

Laura Vegas