Amor y Rosas en París: Midnight Rose de Lancôme

Con él nuevo perfume Trésor Midnight Rose, Lancôme ha querido celebrar su 75 aniversario remarcando sus referentes más icónicos: rosas y la ciudad de París.

Con él nuevo perfume Trésor Midnight Rose, Lancôme ha querido celebrar su 75 aniversario remarcando sus referentes más icónicos: rosas y la ciudad de París. Para ello, a finales del pasado año se estrenó un spot publicitario protagonizado por Emma Watson y Cyril Descourl. El corto Midnight Rose ha sido dirigido por el famoso fotógrafo de moda Mario Testino y se ha realizado en dos versiones, una corta de 23’’, y una larga de 1’45’’.

La melodía que da cobertura a las imágenes es ya un recurrente para Trésor pero, igual que ocurre con la presentación de esta nueva variante más juvenil del perfume, se actualiza el tema musical con partes electrónicas que aportan un aire de mayor modernidad a la historia. El relato está más cercano al género del film fashion que a la publicidad convencional. Tiene una fuerte carga onírica y nos transporta a la noche parisina para asistir al chispazo de amor que surgen en la joven pareja protagonista. El film transmite un perfume romántico, nocturno y urbano, pero más divertido y dinámico que el del Trésor tradicional. Siempre lleno de la magia, sensualidad, integridad y estilo que busca la marca.

Resulta evidente el protagonismo de Emma Watson. La elección de esta actriz obedece principalmente a la intención de renovar el sector al que va dirigido el producto. Emma Watson había sido elegida como “icono de estilo” poco antes del rodaje, y es en estos momentos continúa su estela de personaje televisivo, con mucha fuerza en pantalla. Transmite elegancia y sofisticación a la vez que juventud y frescura. En esta ocasión, Emma Watson aparece con una imagen más clásica, recordando a actrices de los años 60-70 como Audrey Hepburn. Por ejemplo, en las imágenes de la librería, la actriz luce una melena cortita, acompañada de labios rojos y un look francés contenido. De noche su imagen se transforma por completo, pasando a jugar con su perfil más “chic” y sofisticado. Esta contraposición clasicismo/modernidad va a ser clave en todos los planos del anuncio.

 

 

En Midnight Rose se concede mucha importancia a la música desde el momento que permite categorizar el género como un anuncio musical. Las imágenes, a pesar de su confusión temporal siguen el hilo de una música compuesta para Trésor, y ya habitual de la marca. En una tonalidad menor, el gesto delicado y tranquilo del tema melódico acompaña en los inicios la cámara lenta que se recrea en Enma. Cuando vuelve otra vez el tema principal, lo hace de manera monótona y rítmica, con la imagen a la velocidad normal. El piano se encarga de interpretar la frase melódica más reconocible y suena de nuevo cuando aparece el chico en la cafetería, dando la entrada al núcleo de la historia. Este tema melódico articula la narración: hemos escuchado en la introducción cuando entra en escena Emma Watson oliendo el perfume; a continuación, anticipando la escena de la librería; y, en último lugar, reaparece cuando se produce el reencuentro entre ambos. Esta música se alterna con secciones puente más lentas que se corresponden con momentos de la imagen más suaves, e incluso más ralentizados. Así ocurre cuando Emma Watson sale de casa o cuando los dos jóvenes se encuentran por primera vez. Las dinámicas y tempo subrayan la acción, como cuando el chico sale corriendo en su busca.

El halo de modernidad que recubre esta historia se consigue con matizados recursos aparentemente sencillos: una instrumentación que contrasta con el piano clásico de la melodía principal. Se aprecia una guitarra eléctrica y un sintetizador. Estos contrastes de pasajes suaves y delicados con otros más movidos se mezclan creando una atmósfera perfecta para el espectador. La estructura musical canaliza los parámetros musicales. Entre ellos:

  • Melodía Trésor: actualizada por la incorporación de partes electrónicas.
  • Tonalidad en la menor.
  • Ritmo binario (4/4)
  • Armonía básica: señala la direccionalidad de la relación Tónica/Dominante (I-V) con giros bastante sencillos.
  • Instrumentación: piano, guitarra eléctrica y sintetizador (marca melodía, base armónica y ritmo).

El relato sigue una estructura temporal no lineal exigiendo una especial atención al público. Comienza el anuncio con un flashback: exactamente con una imagen de la escena final de la historia. Se podría decir que es un montaje complejo, deudor de las técnicas de deconstrucción propia de la posmodernidad. El subrayado musical renueva la narración y al mismo tiempo contribuye a facilitar el sentido de la historia y la intención de la marca de dirigirse a un público nuevo. La simbiosis de imagen y sonido refuerzan el contexto mágico de la medianoche. La aparición del reloj marcando las 00.00 nos trae una Cenicienta del S.XXI que en lugar de dejarse olvidado un zapato olvida un sombrero. Lo que parece un simple flechazo entre dos jóvenes esconde algo mucho más fuerte: un verdadero cuento de hadas. Estos elementos simbólicos se ven acompañados con otros que remiten de manera inequívoca al perfume como son el juego de luces del color rosa convertido ahora en violeta por su empatía con el azul de la noche, la rosa del sombrero o el título del libro. Todo ello, son puntos de inflexión que permiten el desarrollo del relato.

 

Lo que realmente se busca no es contarnos una love story, sino subrayar la singularidad de la mujer que se identifica con la exclusividad del propio perfume. Por este motivo nos encontramos con un final abierto musical y en imágenes. El spot concluye con la frase it’s not the end que tiene dos lecturas. Por un lado, hace referencia a la intención de la marca de seguir renovándose: un clásico que no se pasa nunca de moda, como el buen lujo. Por otro lado, se quiere transmitir que la vida es impredecible y que siempre hay infinitos caminos que se pueden recorrer. De una manera o de otra, lo que está claro es que hablamos de un producto no convencional para una mujer singular ya que al final el chico no consigue a la chica como hubiera sido lo predecible. Ella se marcha sola pero feliz porque tiene algo que siempre estará a su lado. Una media noche de rosas con su incondicional pareja: Trésor

Elisa Pulido y Jessica Martínez

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *